No olvida (1999-2017)

Aquí viene escrito un silencio
que mañana dejará de ser mío
pero en mi memoria siempre vivirá,
y cada noche vendrá la luna a gritarme
que nada será igual.

Aquí nace la letra de mi andar,
el paso guiará mi profesión
y mi mirada ceñirá la promesa
que en la pena juré entregarte.

Así fue:
Habitó en la esquina de esta calle reticular
el recuerdo de un beso que viajó por mil lunes,
para encontrar siempre la sonrisa de la mañana.
Poco pedía y mucho daba,
así era la vida y así pasaban los días
en una tierna locura
que nos hacía bailar al compás por las noches.
Los poemas desde primera hora andaban con el café,
el olor a óleo regaba nuestros pies descalzos,
y más de una vez nos atrevimos a cantar,
el tiempo estaba de nuestra parte.
Nos fumábamos las horas entre risas y confesiones
y la virtud del vino nos aderezaba la pasión
en el balcón bajo las estrellas.
Fue el cielo hecho carne.

Y que nadie me robe esta ansia de amor
aunque aquí ya mora la esquina muda
de un pasado que borró todo índice,
pero esto es así,

el corazón no olvida. 

Habita

A veces el viento siente a destiempo
y las ventanas no siempre hallan el sol
porque la rima no baila al son de su mirar,
pero el querer aún en soledad

consigue habitar en el tiempo. 

Inspiración


Todo empieza con la duda
y uno empieza asumiendo
porque los miedos han desvelado la verdad
o eso se creé,
y crees cuando las fuerzas son vencidas
pero sabes que lo importante no se vende,
y por eso sigues y sigues, y sigues…
porque lo que uno lleva dentro
es más fuerte que el miedo.